Reseña: Summer Wars Edition Collector.

Tras meses y meses de rumores y filtraciones que indicaban la inminente llegada de la última película de uno de los directores de moda en Japón, Mamoru Hosoda, en el pasado XVI Salón del Manga de Barcelona se vendieron de manera limitada y exclusiva algunas unidades de la edición francesa editada por Kazé de Summer Wars. Una edición prácticamente idéntica a la que se comercializará en breve en nuestro país, aunque con algunos peros, concretamente en la edición coleccionista, versión que difícilmente veremos por aquí.

Hosoda un director con la fórmula del éxito

Summer Wars, producida por los estudios Madhouse y la Warner Bros. japonesa, y dirigida por Mamoru Hosoda (1967), es una de las maravillas que ha dado el cine de animación japonés de los últimos años. No en vano, su director, Mamoru Hosoda ya tocó la tecla adecuada del éxito años atrás con La chica que salta a través del tiempo (2006) logrando el galardón a la mejor película de animación del 2007 según la academia de cine japonesa.

Summer Wars fue estrenada en Japón en agosto del 2009, poco más de un año después de que fuera desvelado el proyecto en el Tokyo Anime Fair del 2008. Desde entonces, el boca a boca e Internet hicieron el resto, aumentando las ganas de ver este nuevo trabajo de Hosoda por parte de los miles de fans que se enamoraron de La chica que salta a través del tiempo. Además, poco antes de su estreno en un movimiento promocional muy habitual en Japón, se comenzaron a publicar dos mangas que adaptaban el argumento de la película. El primero de ellos, el que firma Iqura Sugimoto, fue editado en Francia por la filial manga de Kazé.

Desde su estreno en agosto del 2009 no ha hecho más que acumular premios, como ya hiciera su predecesora. Primero premiada con el Leopardo de oro 2009 en el Festival Internacional de Cine de Locarno, y a principios de este año con el Premio de la Academia japonesa de cine como la Mejor Película de animación del año. Ahora sólo queda por ver si entra en la lucha final del Oscar de animación junto a otros monstruos de la industria como son Pixar y su Toy Story 3.

El argumento

En esta ocasión Summer Wars cuenta una historia teóricamente original, totalmente escrita por Satoko Okudera.

Summer Wars se centra en Kenji Koise, un joven de Tokyo de dieciséis años, de carácter reservado al que le apasionan las matemáticas y la informática. Durante sus vacaciones de verano decide participar en las Olimpiadas Matemáticas, donde no consigue pasar de las rondas clasificatorias, dejándole algo tocado anímicamente y obligándole finalmente pasarse el resto del verano trabajando como administrador en el mundo virtual llamado OZ. Una mezcla de las actuales redes sociales y el mundo virtual de Second Life.

Cuando menos se lo espera sus planes se ven alterados por la chica más popular del instituto, Natsuki Shinohara, que le contrata para que le acompañe a pasar el resto de las vacaciones en casa de su familia, en un pueblo de Nagano.

La razón de la repentina y sorprendente invitación de Natsuki es que, tiempo atrás, la chica prometió a su bisabuela que por su 90 aniversario le presentaría a su novio, y con tal de contentar a la anciana, decide hacer pasar a Kenji por su actual pareja.

La bisabuela de Natsuki, Sakae Shinohara, es una enérgica anciana de gran influencia en el gobierno y los círculos financieros de la zona, y representa a la décimo sexta generación de una importante familia descendientes de samuráis.

La misma noche de la llegada de Kenji a la casa de la familia Shinohara, éste recibirá un críptico mensaje por correo electrónico en su teléfono móvil, aparentemente un código matemático que intenta descifrar inmediatamente. Al día siguiente, el mundo parecerá haber cambiado radicalmente, por un virus extendido por el mundo virtual de OZ, y que está relacionado con el mensaje descrifrado por Kenji.

A partir de ese momento Kenji y toda la familia Shinohara se ven en vueltos en una aventura que mezcla lo real y lo virtual, donde tendrán que luchar contra un enemigo de lo más poderoso y peculiar que desde el mundo virtual de OZ llegará a tener control sobre cientos de sistemas informáticos que afectarán al mundo real.

Summer Our War Game

Muchos de los que no hayan visto esta película, pero sí quizás cierto largometraje de Digimon del año 2000, todo este argumento les suene de algo. Concretamente a la película titulada Digimon Our War Game (2000) dirigida curiosamente también por Mamoru Hosoda.

En esta película un Digimon revoluciona el mundo digital, haciéndose con el control de un sistema de misiles nucleares que quiere lanzar contra Japón. La única posibilidad que tienen los protagonistas de evitar el desastre es luchar contra esta criatura en el mundo digital con sus Digimon.

Ciertamente el argumento parece calcado en Summer Wars. Pero no sólo eso, el estilo de los diseños de los Digimons y algunas técnicas en la animación del largometraje -como los contornos en rojo de los personajes digitales- también se pueden ver reflejadas en el film del estudio Madhouse.

No obstante, pensar que Summer Wars es un calco de este largometraje de Digimon del año 2000 es un error, ya que Summer Wars es mucho más que una simple confrontación en un mundo digital contra una especie de virus informático súper poderoso. Summer Wars usa las líneas maestras de la película Our War Game, pero añadiéndole una historia más sólida y con un mensaje netamente diferente.

En Summer Wars el eje central de la historia es la familia Shinohara y Kenji. Del papel que juega cada miembro de la familia, desde el grandioso personaje de la abuela Sakae, hasta el “pequeño” campeón del mundo de OZ.

En este aspecto, Summer Wars recuerda a films más familiares, como la grandiosa Tokyo Godfathers del difunto Satoshi Kon. Un film donde priman más las relaciones entre personajes, y el papel que juega cada uno en un todo, que la historia que aparentemente lleva el ritmo del largometraje. En este caso el de una batalla en un mundo digital.

Animación

En una época en la que la animación CGI cada vez gana más enteros se agradecen largometrajes de animación de este estilo: animación tradicional llevada al extremo con técnicas digitales actuales. Madhouse podría haber optado por presentarnos el mundo de OZ totalmente realizado animación CGI, pero en cambio ha hecho un grandioso trabajo de integración de fondos en CGI con animación tradicional, de manera colosal.

Madhouse es un estudio japonés de animación, fundado a principios de 1970 por antiguos animadores del estudio Mushi Pro como Masao Maruyama, Osamu Dezaki, Rintaro, y Yoshiaki Kawajiri. Su primer trabajo de animación fue Ace o Nerae!, emitido en la TV japonesa en 1973. También ha creado y producido títulos muy conocidos de animación como Ninja Scroll, Vampire Hunter D: Bloodlust, Trigun, así como producido adaptaciones de reconocidos mangas como Monster, Death Note, Hajime no Ippo, Paradise Kiss o Nana.

La productora tiene estrechas relaciones con reputados mangakas como Naoki Urasawa, de quién han adaptado obras como Yawara!, Master Keaton y Monster; y con CLAMP, llevando a televisión series como Tokyo Babylon, dos versiones de X, Cardcaptor Sakura y Chobits.

En el terreno de los largometrajes este estudio cuenta con producciones como la versión animada de del Metropolis de Osamu Tezuka, o las cuatro películas de Satoshi Kon: Perfect Blue, Millennium Actress, Tokyo Godfathers, y Paprika.

La banda sonora

Summer Wars, al igual que en el caso de La chica que salta a través del tiempo cuenta con una una muy buena banda sonora, aunque en esta ocasión el responsable es Akihiko Matsumoto (1963). Este compositor nacido en Tokyo, hijo de una famoso saxofonista japonés, es un reputado creador de bandas sonoras de películas de imagen real en Japón, entre las que se encuentra Returner, posiblemente su trabajo más conocido para el público occidental.

De la banda sonora de Summer Wars salió un disco en julio del 2009, de entre los que cabe destacar por ejemplo OZ, the Virtual City, el tema de inicio de la película con el que se presenta el mundo de OZ, y sirve para ambientar la situación siempre que se localiza la acción en dicho mundo virtual. Es un tema que tiene muchos acordes electrónicos, similares a la música MIDI que llevaban los videojuegos de los 90. Otro tema a destacar sin lugar a dudas es Overture of the Summer War, que es el que se ha utilizado en casi todos los tráilers del largometraje, y sirve de presentación de intro real en la película tras mostrarnos el mundo de OZ.

Este disco lleva todos los temas principales de la película exceptuando uno, Bokura no Natsu no Yume (Our Summer Dream), el tema de cierre del film, compuesto y cantado por Tatsuro Yamashita (1953), un artista muy influenciado por la música pop y rock americana de los 60. Con este tema se editó un single en agosto del 2009.

El tripartito creador

Summer Wars nace principalmente de la mente de tres genios de la animación japonesa. Mamoru Hosoda, Satoko Okudera (1966) y Yoshiyuki Sadamoto (1962).

Mamoru Hosoda, el director, saltó a la fama con su anterior película, La chica que salta a través del tiempo (2006) pero lleva desde los 90 trabajando en el mundo de la animación japonesa. En los 90 como animador trabajó en series de éxito como Dragon Ball, Slam Dunk, Sailor Moon, así como en alguna de sus adaptaciones a la gran pantalla como la película de Dragon Ball Z: El regreso de Broli (1996).

A principios del 2000 comenzó a ejercer de director de largometrajes en algunas de las adaptaciones de Digimon, como la ya mencionada Digimon: Our War Game, con la que Summer Wars tiene tanto en común. Poco antes de su consagración con la adaptación de Toki o Kakeru Shōjo, también dirigió la sexta película de One Piece titulada One Piece: Omatsuri Danshaku to Himitsu no Shima.

Mamoru Hosoda en numerosos entrevistas ha comentado otras influencias a la hora de darle forma a Summer Wars, sobre todo a OZ, el mundo virtual. Hosoda se declara fan acérrimo del artista Takashi Murakami, con el cuál trabajo en cortometraje Superflat Monogram en 2003 para una campaña publicitaria de Louis Vuitton. Todo el colorido y alegría de los trabajos de Murakami se ve reflejado claramente en OZ, así como también Mixi, la principal red social existente en Japón, que se basa principalmente en la conexión vía móvil a Internet de sus miembros.

El segundo miembro del tripartito, es Satoko Okudera, guionista del film. Este consumado escritor de guiones, acumula premios a sus espaldas por su trabajo tanto en el terreno de la animación como en películas de imagen real. Entre sus trabajos más conocidos está el drama Ohikkoshi (1993) que ganó el premio al Mejor Guión del Mainichi Film Concours; Gakkō no Kaidan (1995), película que adapta un popular libro de historias de terror del folclore japonés, galardonada como Mejor Guión por la Academia del cine japonés; y a parte de La chica que salta a través del Tiempo y Summer Wars, también colaboró en Kaidan (2007) de Hideo Nakata (The Ring), gran director de cine de terror.

Para finalizar está Yoshiyuki Sadamoto, el diseñador de personajes, conocido artista por sus trabajos en producciones animadas como Neon Génesis Evangelion, FLCL, Nadia o Royal Space Force, así como en el manga también de Neon Génesis Evangelion. En nuestro país, hemos podido disfrutar de su arte tanto en este manga como en algún que otro artbook basado en la serie de Hideaki Anno.

Una increíble edición

Como veníamos diciendo al principio de la reseña, la edición con la que hemos elaborado este texto es la Edition Collector, puesta a la venta de forma limitada y exclusiva en el pasado XVI Salón del Manga de Barcelona, a modo de tanteo de como acogerá España una posible llegada de las licencias de la distribuidora francesa Kazé. Junto a esta edición también se pusieron a la venta una edición sencilla en DVD y otra en Bluray Disc.

La edición coleccionista viene envuelta en una caja de plástico, que a su vez contiene un estuche de cartón duro con el digipack del largometraje y un artbook a todo color.

El digipack, en formato desplegable, contiene tres discos y una hoja de pegatinas con avatares del mundo virtual de OZ. Dos de ellos corresponden a la película, tanto en formato DVD (16/9) como en alta definición (1080p) en BluRay Disc. El tercero corresponde a un disco de extras.

Tanto el DVD como el BD tienen los menús completamente en castellano, unos menús sencillos, sin florituras, pero claros y temáticos respecto a la película, imitando el aspecto del mundo virtual de OZ. En estos discos no hay ni un sólo extra, tan sólo la película, acceso a los capítulos, y a la selección del audio o los subtítulos.

Como ya se ha comentado, esta edición de Kazé es global para varios países europeos, por eso incluye los siguientes audios aparte del japonés: francés, italiano, alemán y castellano. Todos ellos en formato 2.0 Dolby Digital y DTS Master HD 5.1. Los subtítulos son claros, flotantes en color blanco, no integrados, y están en los siguientes idiomas: japonés, francés, italiano, alemán, castellano, polaco y holandés.

El doblaje de la película es correcto. No desentona las voces de los distintos a personajes, y algunas están muy bien escogidas e interpretadas como la de la anciana Sakae Shinohara.

El tercer disco, el de extras, contiene:

  • Entrevista con el director Mamoru Hosoda (13′)
  • Entrevista con los actores de doblaje Mitsuki Tanimura (Kazuma), Ryûnosuke Kamiki (Kenji), Nanami Sakuraba (Natsuki), Sumiko Fuji (Sakae) y Ayumu Saitô (Wabisuke) (22′)
  • Vídeo de la premiere de la película en Japón (20′)
  • Dos anuncios de televisión y el tráiler de cine japonés (2′)
  • Storyboard completo de la película (1h50′, lo que dura la película)

Lo malo de este tercer disco es que todos los contenidos están con audio en japonés y subtítulos sólo en francés, alemán e italiano. Ni rastro del castellano. En cuanto a los menús de este DVD, un detalle curioso para los fans: al iniciar el disco aparecen dos símbolos en la pantalla, uno correspondiente al clan de la familia Shinohara y otro al del mundo virtual de OZ. Los dos llevan a los mismos contenidos pero con menús diferentes, uno ambientado en la casa de la familia Shinohara, y el otro en el mundo de OZ.

El artbook es otro de los elementos que contiene la edición. Un libreto de cerca de 80 páginas a color, con papel de calidad fotográfica, multitud de ilustraciones, fotogramas, bocetos y diseños de la película, acompañados de comentarios e información de las personas y entidades que han trabajado en ella. Un gran artbook complementeraio, aunque enteramente en francés.

La película está completamente en castellano, así como sus menús, pero los extras y el libreto no. Con estos detalles es de suponer que cuando Summer Wars sea comercializada en España sólo lo hará en sus versiones sencillas DVD y BD, y no en la edición coleccionista, ya que en teoría y según nos reveló el representante de Kazé en España, lo único que se hará es cambiar las caratulas a nuestro idioma para su distribución española, los discos los fabricará Kazé en Francia. Es de esperar entonces que estos extras se queden en Francia únicamente.

No obstante, este humilde redactor no se arrepiente en absoluto de haber pagado los 42 euros que costaba esta edición coleccionista por una obra que, sinceramente, los merece. Cualquier BD de novedad actualmente sale cerca de los 30 euros, por lo que el sobreprecio por una presentación del pack por muy por encima de la media, un libreto bastante bien editado de casi 80 páginas a color, y un DVD de extras bastante interesante (aunque no esté ni en castellano ni inglés), bien lo merecen, bajo mi punto de vista.

En conclusión

Estamos de enhorabuena, o al menos lo estaremos en breve con la llegada de las licencias de Kazé a nuestro país. Tras la prácticamente desaparición del sello Jonu Media en Savor, Anime Project con problemas legales con su anterior distribuidora, Aurum centrada únicamente en Studio Ghibli y Enigma Ent. intentando aún levantar el vuelo, la única distribuidora en España con capacidad real de traer buenos y grandes títulos es Selecta Visión. Que Kazé comience a trabajar en nuestro país, aunque sea a través de una distribuidora local y con ediciones multidioma, es una gran noticia, la competencia siempre es buena para el cliente.

En concreto, Summer Wars es una de esas películas que tarde o temprano tiene q llegar a nuestro país. Una maravilla de la animación japonesa de este calibre no podía quedarse en Japón. Mamoru Hosoda es uno de los directores de moda, y a buen seguro posiblemente uno de los más influyentes del cine de animación de los próximos años. Con sus dos primeros largometrajes, que ya no se trataban ni de encargos ni adaptaciones de series de televisión, ha conseguido cautivar a crítica y público por igual, a la espera de ver que papel juega en los Oscar 2011.

En conclusión, si te gusta el cine de animación familiar del tipo de películas como Tokyo Godfathers, con el drama de Hosoda en La chica que salta a través del tiempo y la acción de films como Digimon Our War Game, Summer Wars te encantará.

Lo Mejor: Una película maravillosamente redonda, tanto en argumento,como en animación y banda sonora. Y que tengamos esta película en nuestro país, poco más de un año después de su estreno en cines en Japón.

Lo Peor: Que este pack no haya llegado enteramente en castellano y que por eso mismo es bastante factible que no llegue de forma comercial a nuestro país, que esta película se lo merece.

Ficha técnica:

Título original: Summer wars (Samā Wōzu)
Dirección: Mamoru Hosoda
Guión: Satoko Okudera
Animación: Madhouse
Distribuidora española: Kazé*
Duración: 114 minutos aprox.
Soporte: DVD y BD combo
Idiomas: castellano, francés, italiano, alemán y japonés 2.0 Dolby Digital y DTS Master HD 5.1
Subtítulos: castellano, francés, italiano, alemán, polaco, holandés y japonés
Imagen: 16/9 DVD – 1080p BD
Extras: Disco de extras con entrevistas, storyboard y premiere japonesa (japonés sub. francés, alemán e italiano)
Precio: 42€ Edition Collector(Combo DVD, BD + DVD extras)

*Kazé produce el disco y la edición a la espera de quien distribuye la película en España.

Fuente: Ramen para Dos.

Este disco lleva todos los temas principales de la película exceptuando uno, Bokura no Natsu no Yume (Our Summer Dream), el tema de cierre del film, compuesto y cantado por Tatsuro Yamashita (1953), un artista muy influenciado por la música pop y rock americana de los 60. Con este tema se editó un single en agosto del 2009.

El tripartito creador

Summer Wars nace principalmente de la mente de tres genios de la animación japonesa. Mamoru Hosoda, Satoko Okudera (1966) y Yoshiyuki Sadamoto (1962).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: